Belleza y cosmética Consejos belleza Mis consejos

Tips para lucir una piel radiante el día de tu boda

Se acerca la época de bodas, y a pesar del momento que estamos viviendo actualmente, no son pocas las novias que deciden seguir adelante con su día en. junto a su círculo más cercano.

El día de nuestra boda, es un día especial que toda novia espera con ansias, para poder disfrutar con la familia de esa unión tan bonita fruto del amor, que recordará durante toda su vida. Es bien sabido que para ese día toda novia quiere lucir radiante y para esa ocasión, un buen maquillaje y peinado son importantes para vernos bien, pero para que nuestro maquillaje luzca, es importante tener una piel radiante para ese día.

En esta ocasión vamos a ver unos «tips» o consejos para que el día B consigamos una piel perfecta para nuestro maquillaje.

  1. RUTINA FACIAL DE LIMPIEZA.

Primero de todo, es importante el mantenimiento diario de una buena rutina de limpieza facial con los productos adecuados para nuestro tipo de piel, tanto por la tarde antes de acostarnos como por la mañana al levantarnos, ya que cuando dormimos, nuestra piel se ensucia en contacto con nuestra almohada o por la depuración constante que genera la renovación celular y es necesario volver a realizar la limpieza antes de aplicarnos de nuevo nuestros tratamientos faciales.

Dentro de esta rutina, no debemos olvidarnos de la hidratación de nuestra piel, tanto del rostro como del contorno, ya que esto es una de las cosas que nos ayudará a mantener la piel jugosa y luminosa para ese día tan especial

  1. ALIMENTACIÓN E HIDRATACIÓN.

Una buena alimentación y sobretodo hidratación diaria con mucha agua es necesaria para que la piel de nuestro cuerpo se mantenga hidratada, si no, los tratamientos nos aliviarán de forma momentánea esa falta de hidratación, pero a la larga, volveremos a sentir la piel tirante y deshidratada.

  1. CUIDA TUS LABIOS.

Los labios, sea la época del año que sea, es necesario mantenerlos hidratados de modo que evitemos que se cuarteen y nos aparezcan pielecitas o hendiduras que dificulten el maquillaje, e incluso en ocasiones, llegar a provocarnos pequeñas heridas al despellejarse. Por eso y especialmente para este día, debemos recordar hidratarlos para lucirlos perfectos.

  1. CUIDADO CON EL SOL.

Debemos tener especial cuidado con el sol, sobre todo si la boda es en  verano o meses posteriores, ya que la piel bajo el sol se deshidrata mucho y además de las marcas que nos pueda dejar el traje de bajo a la hora de ponernos el vestido, debemos prestar especial atención a la piel del rostro. Ya que además de la deshidratación o quemaduras, corremos el riesgo de que nos aparezcan manchas, que son muy difíciles de cubrir con el maquillaje si lo que buscamos es un efecto natural en nuestra piel. Por ello, es imprescindible cuidarla con protectores de factor solar, independientemente de la época del año (especialmente en verano, con factores más altos), para evitar causarle daños.

  1. TRATAMIENTO EXTRA.

Como “chute” de hidratación o tratamiento extra, podemos realizarnos algún tratamiento una vez por semana o cada quince días, de mascarillas faciales que venden en el mercado, que nos ayuden a descongestionar una zona, a mantener una hidratación extra… Siempre teniendo en cuenta las necesidades de nuestra piel y solo si lo consideramos necesario, ya que saturar de producto nuestra piel no hará que se vea mejor, ya que nuestra piel tiene la capacidad de retener solamente lo que necesita, de modo que un exceso sería tirar producto innecesariamente.

  1. ¡MÍMATE!

Por todo ello, unos meses antes del día B, es aconsejable acudir a un centro de estética donde nos podrán recomendar los mejores tratamientos para realizarnos tanto en casa, si no estamos muy seguras de como realizar lo o qué productos son mejores para nuestra piel, como para esos días previos a la boda (limpiezas, depilación de cejas…) e incluso realizarlos durante esos meses previos.

Debemos tener en cuenta que cualquier tratamiento previo que queramos realizar días antes de la boda es aconsejable hacerlo aproximadamente de 3 a 5 días antes, para que a nuestra piel le dé tiempo de calmarse y “asentar” el tratamiento, de modo que lleguemos radiantes a nuestro gran día.

Y hasta aquí los principales consejos y rutinas que harán que nuestra piel luzca radiante no solo para ese día si no para todos los demás. ¿Qué os ha parecido el artículo? Si queréis seguir al día en publicaciones acerca de moda, belleza y consejos, os recomiendo si todavía no lo habéis hecho, seguirme en redes sociales o por correo. ¡Nos leemos pronto!

Imágenes del post: Pixabay

Si te ha gustado... ¡Comparte!

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Este formulario recopila datos personales para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información, revisa nuestro aviso legal y política de privacidad.