Belleza y cosmética Consejos belleza Mis consejos

Cómo realizar nuestra rutina de limpieza facial.

Nuestra piel está expuesta constantemente a diferentes factores y es importante tener un una buena rutina diaria de cuidados de modo que consigamos mantenerla sana, joven e hidratada. Beber agua todos los días, tener una alimentación equilibrada, hacer ejercicio y descansar suficiente son algunas de las recomendaciones para mantener nuestra piel hidratada y sana, pero aparte de esto, hay que tener una rutina diaria de limpieza.

Cuando nos planteamos realizar nuestra rutina diaria, hemos de evitar llenarnos de productos innecesarios que después de utilizar dos o tres veces dejaremos de lado o que incluso son tan específicos que no sabemos ni para que se utilizan. A parte de los tratamientos diarios, se recomienda seguir una vez a la semana un tratamiento extra como puede ser la aplicación de mascarilla o una exfoliación no demasiado profunda y un tratamiento mensual, como por ejemplo una limpieza facial, una hidratación profunda… todo dependiendo de nuestras necesidades. El cuidado de la piel es la mismo para todo tipo de pieles, la única diferencia son los productos que utilizamos para ello.

Limpieza diaria:

Primero, es muy importante limpiar nuestra piel todas las mañanas y noches aunque hayamos pasado todo el día en casa, ya que la piel se ensucia igual por la grasa que produce, el polvo que hay en el aire y otros factores. Gracias a esta rutina conseguimos mantener los poros limpios y cerrados así como una piel más receptiva a tratamientos posteriores.

Imágenes de www.imagui.com

Tras la limpieza o desmaquillado, aplicamos el tónico. Este producto nos ayuda a equilibrar el ph de la piel, hidratar y calmar después de la limpieza.

Aplicación del serum, que contiene principios activos que penetran en la piel y nos ayudan a mantenerla fresca e hidratada. El serum es de cosnsistencia ligera, ya que con un ligero masaje penetra rápidamente en nuestra piel. Es importante la aplicación de este producto antes del contorno de ojos o la crema hidratante, ya que estos productos tienen una formulación un poco más densa que el serum.

El siguiente paso, el contorno de ojos, tanto por la mañana como por la noche. A partir de los 25 años es recomendable empezar a utilizar este producto, ya que la piel de alrededor de nuestros ojos es muy sensible y es una zona que es más propensa a la sequedad, envejecimiento y arrugas de expresión.

Por último, aplicamos una crema hidratante específica para nuestro tipo de piel. Si tu piel es grasa, es igual de importante la hidratación, ya que una piel grasa no implica que esté hidratada. En estos casos, hay que buscar formulaciones a base de agua y huir de las bases en aceite. Las cremas hidratantes es un poco más densas que el serum, ya que están diseñadas para que se absorban más despacio, de modo que ayudan a sellar la hidratación y proteger la piel.

 Y ya sea que llueva, nieve, este nublado… sea cual sea la estación o el día, nunca olvides aplicarte algún tratamiento con filtro UV (filtro solar) ya que los rayos solares siempre están presentes y pueden provocar manchas, sequedad en la piel… además de ser un acelerador del envejecimiento cutáneo. Actualmente existen cremas hidratantes que ya tienen factor solar (que viene reflejado como SPF en la etiqueta), con lo cual, no es necesario la aplicación de una crema solar si la hidratante ya contiene filtro spf, en caso contrario, aplícate el filtro solar al menos 15 minutos antes de salir de casa y extiéndelo por el cuello y escote si es necesario.

En el caso de los hombres, es muy importante la limpieza diaria con un jabón suave tanto por la mañana como por la noche y la aplicación del tónico y la hidratante con filtro UV para mantener la piel protegida ae hidratada. También podemos hacer uso de los contornos de ojos para atenuar la oscuridad y mantener la zona hidratada, una que esa zona del rostro es muy sensible.

En cuanto a la a la hora de afeitarse, es importante la aplicación de una loción para después del afeitado sin alcohol, ya que tras el afeitado la piel se queda muy sensible y es necesario tratarla para que calme. EL alcohol reseca la piel y escuece, de ahí que muchos tratamientos post afeitado no lo contengan, pero sí contengan un componente hidratante que permite prevenir la sequedad de la piel.

Es muy importante seguir los pasos para una correcta limpieza e hidratación facial. De este modo,  mantendremos la elasticidad y luminosidad de la piel durante más tiempo.

¡Nos leemos pronto!

Si te ha gustado... ¡Comparte!

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Este formulario recopila datos personales para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información, revisa nuestro aviso legal y política de privacidad.