Sin perder tu estilo

Blog de belleza, moda y consejos

Maquillaje según tu color de ojos.

Cuando aplicamos maquillaje, debemos crear una uniformidad de colores y contrastes que armonicen con el rostro a la par que sea adecuado al vestuario y evento al que acudimos. No es lo mismo maquillarse para el día a día, para una cena, para presentarte a un trabajo o una oferta, para una fiesta… hay sutiles diferencias de color y contraste que pueden hacer de un maquillaje sencillo uno más extravagante.

Al maquillar nuestro rostro, solemos destacar los ojos sobre el resto de las cosas, de modo que atraemos la atención a esa parte, a pesar de tener nuestros colores favoritos o habituales de sombras, no está de más saber qué tonalidades de sombras nos favorecen según nuestro color de ojos.

maquillaje-de-ojos-estilo-arcoiris

¿Quién no lo ha pensado alguna vez? A parte de la gama de tonalidades marrones o el negro, existen diferentes tonalidades de sombras favorecedoras según nuestro color de ojos. Pero debemos tener en cuenta otros factores a la hora de maquillar los ojos, por ejemplo, un “ahumado” es desaconsejable para aquellas mujeres que tengan los ojos hundidos, al igual que utilizar sombras oscuras en todo el parpado, en cambio en unos ojos saltones, si podríamos aplicar sombra oscura por todo el párpado. Pero al fin y al cabo, todo es experimentar.

  • Ojos marrones.

A la hora de maquillar ojos marrones, es indispensable jugar con las sombras para dar luminosidad y vida a nuestra mirada. Estos ojos tienen la ventaja de poder utilizar casi cualquier color de sombra existente.

Para un look de día a día, lo importante es la naturalidad, buscamos ir maquilladas pero de forma que sea lo más natural posible, para ello podemos utilizar sombras de color marrón, rosa, cobre, bronce o champagne, sin olvidar jugar con las diferentes tonalidades para dar profundidad a tu mirada. Si simplemente quieres destacar tus ojos, con un delineado sin sombra y rímel estarás lista.

Si lo que queremos es un look para trabajar, o un poco más sobrio, podemos decantarnos por colores más cálidos como marrones oscuros, cobres o tonalidades chocolates, ya que estas sombras realzan el color de los ojos. También podemos optar por tonos berenjena, violetas, ciruela y grises oscuros, al igual que el tan utilizado negro. Estas sombras bien combinadas y difuminadas, añadirán a tu look un aire sofisticado.

Si buscamos sombras para un look de noche, se puede apostar por tonos verdes, fucsias y azules oscuros. Los tonos dorados, plateados, bronces y cobres te ayudarán a intensificar tu mirada al 100%. El ahumado si tus ojos te lo permiten, es otra buena apuesta para los ojos marrones.

Evita estos tonos: si tus ojos son oscuros evita los tonos claros o suaves, le quitará vida a tus ojos. Los tonos verdes suaves, amarillos, naranjas y colores neon en general no suelen favorever a los ojos marrones. Si deseas experimentar con sombras azules y verdes, se recomienda que sean tonalidades medias u oscuras.

  • Ojos azules.

ojos-azules

Este color de ojos tiene la ventaja de destacar sin necesidad de ir demasiado maquillada, no es necesario muchas luces y sombras en el maquillaje para resaltarlos, con la consiguiente ventaja de poder enfatizar otras zonas del rostro como los labios.

Para un look natural para el día a día, apuesta por los tonos marrones, beige y champagne. Si deseas potenciar el azul de tus ojos, las tonalidades grises y azules son muy favorecedoras.

Si necesitamos un look más sobrio para el trabajo o cualquier otra ocasión que lo requiera, buscamos un maquillaje tenue, de modo que podemos utilizar sombras violetas claras, grises y chocolates (bien mezclados). Estos colores te brindarán mayor profesionalidad.

En un look de fiesta, puedes optar por tonalidades violetas, ciruelas, púrpuras, berenjenas y malvas. Así mismo, las sombras rosas oscuras y azules eléctricos o navy combinan a la perfección. Al contrario de lo que se piensa, puedes maquillar tus ojos con sombras negras o hacer un maquillaje ahumado mezclando alguno de los colores citados antes, si sientes que el negro es demasiado oscuro, prueba con una tonalidad gris o plomo.

Evita estos tonos: las mujeres con ojos claros, especialmente azules, deben evitar a toda costa los colores rojos, fucsias, naranjas o amarillos. Son favorecedores los tonos ocres, dorados, berenjena y grises.

Para los ojos azules oscuros, los que mejor le sientan son turquesas, tonos tierra y todas las tonalidades malva.

  • Ojos verdes.

ojos-verdes

Los ojos verdes denotan un toque exótico, con este color de ojos tienes la ventaja de lucir arreglada sin pasar mucho tiempo bajo la brocha de maquillaje, pero debes tener cuidado, ya que un paso en falso y puedes parecer una villana de cuento. El objetivo es destacar los ojos o maquillarlos de forma armoniosa. Tienes la posibilidad de usar tonos del mismo color de tus ojos para crear un efecto suave o utilizar una sombra contrastante para resaltar y dar fuerza a tu mirada.

Un look para el día a día o natural, escoge sombras discretas que armonicen con el resto del rostro, como tonalidades beige, marrón o verde, difuminando bien las sombras para evitar un efecto de mancha.

Para un look más sobrio o para ir a trabajar, apuesta por sombras ocres, tierra, bronces, marrón chocolate, salmón, ciruela y tonalidades kaki si apuestas por la uniformidad. Resultan favorecedoras para este color de ojos, ya que destacan naturalmente su color sin llegar a verse demasiado maquillada. Puedes aplicar beige para un efecto de sombra y luz.

En el caso de que busquemos sombras para un look de fiesta o noche, las sombras malvas, lilas, violetas, ciruelas, púrpuras, rosas, magenta, fucsias y hasta naranjas, que acentúan el color de tus ojos. Una buena opción es combinar uno de estos colores con sombras negras, creando así un ahumado, con un toque diferente y creativo.

Evita estos tonos: aléjate de las sombras azules o delineados muy marcados, pues destacarán tus ojos de un modo malévolo, al igual que un Smokey Eyes plano o sólo de sombras negras. Si planeas un look ahumado, combínalo con tonalidades violetas, magentas o incluso verde y naranja. Las sombras gris claro pueden hacerte lucir sin vida, así que presta atención cuando lo apliques, a no ser que tus ojos tiendan a gris.

No abusar de la sombra verde, aplicar en caso de tener los ojos completamente verdes.

  • Ojos marrones oscuros o negros.

ojos-marrones-o-negros

Las mujeres con este color de ojos tienen la mirada más penetrante que existe, y al igual que los ojos marrones, tienen la ventaja de poder ser maquillados con casi cualquier tonalidad de sombra. El juego de luz y sombras debe ser delicado pero profundo, sobre todo en el contorno del párpado. Cuidado con los colores nacarados, harán que tu mirada luzca sin vida aunque vayas poco maquillada.

Si buscamos un maquillaje para un look natural o de día a día, opta por sombras claras como rosas, malvas, beige, o tonalidades champagne o perlas en sus versiones mate y/o brillantes.

Para un look más sobrio, tonos verde agua, tonalidades tierra, ocres y oros. La sombra marrón esta bien para definir y dar intensidad, mientras que con las otras das brillo a tus ojos.

Como dijimos, este color de ojos posee la bendición de combinar con cualquier tono de noche, para un look de fiesta, puedes optar por tonos azules oscuros, verdes oscuros, rosas intensos y dorados brillantes.

Evita estos tonos: en el caso de que desees hacerte un smookey eyes para la noche, presta atención al delineado, hazlo siempre por la parte exterior, de lo contrario, tus ojos se verán pequeños. Cuidado con las sombras negras, pueden dar un resultado demasiado dramático.

  • Ojos pardos.

Ojos-Pardos

Estos ojos tienen la particularidad de poseer diferentes tonalidades, entre ellas encontramos el verde, el marrón y en ocasiones toques dorados. Pueden ser más marrones que verdes o al contrario, y se pueden maquillar según el color que deseemos destacar de ellos.

En general, podemos optar por tonalidades de la gama de los marrones, rosas o dorados para un look diario, que harán que tus ojos luzcan naturales. Pero en el caso de buscar destacar alguna tonalidad debemos optar por otros colores de sombras.

Si queremos destacar el marrón de los ojos.

En este caso la gama de tonalidades marrones o café, gris, colores algo oscuros, harán que tus ojos se vean más oscuros, por lo cual acentuaremos esa tonalidad. También podemos aplicar tonalidades plata o doradas. El dorado va bien tanto para el verde como para el marrón.

Para un look de dia a día, elige tonalidades neutras, de la gama de los tierra, harán que tus ojos luzcan muy naturales. Procura que para la mañana no sean sombras oscuras, si queremos ir naturales, mejor medio-claros. Si quieres que se vean más marrones, puedes delinear los ojos con lápiz marrón oscuro, apagarán el verde y conseguirás destacar más el otro color.

Para un look de noche, apuesta por tonalidades más oscuras de marrón, como el chocolate, negro, plata, bronce o incluso dorado para intensificar la mirada. Puedes delinear los ojos en marrón u optar por el negro.

Si queremos destacar el color verde de los ojos.

En este caso, podemos optar por tonalidades verdes sutiles, o colores cálidos. Sombras verdes pardos o verde bosque resultarán súper efectivos para resaltar la tonalidad de los ojos.

Escoge siempre tonalidades cálidas y bajos de verdes en lugar de tonalidades frías, ya que apagarán tu mirada, pero todo depende de la tonalidad de verde que poseamos, así que hay ir probando. Utiliza un verde dorado mejor que un verde mar, ya que combinará mejor con esos destellos dorados de tu mirada, pero como he dicho, todo es probar.

Podemos elegir también tonalidades que combinan con los ojos verdes como los violetas o lilas, morados, granates, e incluso probar con el gris.

Para un look de día a día, tonalidades beige, verdes claros, marrones verdosos, este último se puede conseguir mezclando uno de tus verdes con un marrón y difuminando bien para un efecto de verde amarronado. Puedes probar con tonalidades rosa cálido (clarito para la mañana) o malvas y ver el efecto que causa en tus ojos.

Para un look de noche, puedes probar con ahumados, tonalidades granates, verdes oscuros o medios e incluso algo más brillantes (yo suelo difuminar los verdes con marrón y negro en la zona exterior del ojo dejando la zona media y lagrimal en verde y queda un degradado bastante bonito), violetas, púrpuras, gris cálido con tonos rojizos e incluso dorados.

Como he dicho, todo es probar y ver que colores resaltan más tu tonalidad de ojos.

Evita estos tonos: El naranja destacará demasiado, y si quieres resaltar el color verde, no conseguirás ese efecto, ten cuidado con los azules, y amarillos, no son colores que suelan favorecer a estos ojos.

Como apunte final, para unos ojos de edad madura, apuesta por tonos mate, los brillos acentúan más las imperfecciones y arrugas, también los colores negros nos son demasiado favorecedores para la piel madura, ya que marcarán también más las imperfecciones y las ojeras. Mejor delinear con tonos marrones y evitar el efecto ahumado.

Espero que haya sido de utilidad el post y dejéis vuestros comentarios o preguntas. Y ahora, a practicar, ¿qué tonalidades son los que más te gustan para tu color de ojos?

 

Fuente:  Parte de la información ha sido extraída de about en español  y de apuntes propios, y editada de modo que ha sido redactada por la autora del blog.

 

Débora Ramírez HerreroAutor: Débora Ramírez Herrero
Extrovertida, trabajadora y constante, me encanta el mundo de la moda, la peluquería y el maquillaje. Aprendiendo cosas nuevas cada día y creando mi marca como profesional. 😉
Si te ha gustado... ¡Comparte!Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

2 Comentarios

  1. ¡Hola! Me ha gustado mucho, pero ¿podrías añadir un apartado más? Yo tengo los ojos pardos (algo marrones cerca de la pupila y verdes en el resto) y me gustaría saber cómo maquillarlos para resaltar el verde en lugar de el toque de marrón del centro 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*