¡Bienvenidas de nuevo! esta vez me gustaría hablaros acerca de un producto que he podido probar gracias a Ana mandara. Se trata de un aceite muscular a base a de aceites esenciales de romero y laurel (500ml), especialmente indicado para técnicas de fisioterapia, osteopatía y quiromasaje, entre otros. Al no ser fisioterapeuta, os hablare del aceite en base a mi experiencia personal como usuaria de a pie.

Este aceite esta especialmente indicado para pieles secas, ya que aporta mucha hidratación y lubricación en la zona donde realizamos el masaje, también esta indicado para largos tiempos de manipulación, es decir, masajes muy largos.

Gracias a su textura, no es necesario una gran cantidad de producto, con 10 ml, podríamos dar (o que nos den ;P) un masaje de cuerpo entero. Por lo que he podido comprobar, la textura de aceite se absorbe bastante bien en la piel tras un masaje en profundidad, pero hay que poner una cantidad muy pequeña si la zona a tratar es poca, ya que como dije, dada su textura, en exceso es muy aceitoso y nos costaría más conseguir su total absorción.

Este aceite tiene un fuerte olor a romero y laurel que se va desvaneciendo conforme lo aplicamos dejando un suave aroma bastante agradable en nuestra piel, además, aporta una sensación fresca y calma la inflamación o el dolor muscular (probado). Lo recomiendo en casa para un masajito de hombros después de una jornada de trabajo o estudio, si tenéis alguien que os lo dé, mejor que mejor.

Personalmente, si no tengo quien me dé el masaje, este aceite lo suelo utilizar para las piernas, ya que trabajando como peluquera, estoy todo el día de pie, con lo cual es estupendo para activar la circulación de la zona y calmar el dolor de los músculos.

Los aceites que contiene, como anteriormente vimos, son:

  • Aceite esencial de romero: El romero es un buen tónico muscular, antiinflamatorio, analgésico y flebotónico. Produce un efecto calmante del músculo además de hidratante.

  • Aceite esencial de Laurel: El laurel aporta efecto analgésico, vasodilatador, antiespasmódico, antiinflamatorio y neurotónico. Calma el dolor de las articulaciones y al ser vasodilatador, activa la circulación.

El aceite muscular de Ana mandara es de uso diario, a la hora de aplicarlo debemos procurar utilizar no demasiada cantidad sobre la zona a tratar, ya que por su textura se reparte muy bien sobre la piel,  debemos masajear la zona de forma circular y ascendente hasta que hayamos conseguido que se absorba.

Advertencias acerca del producto:

-Mantener fuera del alcance de los niños.
-Evitar el contacto con mucosas y heridas.
-Lavar las manos antes y después de cada aplicación.
-No aplicar a menores de 4 años.
-No recomendado en caso de embarazo o lactancia.
-No recomendado en caso de hipertensión arterial severa.

Es un aceite que no hubiera pensado que podría llegar a utilizar, pero ahora que lo tengo en mis manos, es indispensable para mi día a  día después de estar de pié o sin parar. Sin duda lo recomiendo para deportistas o si como yo, tienes problemas de dolor muscular por la posición corporal a lo largo del día (por trabajo, estudios, etc).

¿Que os parece? ¿Os animaríais a probarlo? Os invito a pasar por la web de Ana mandara que tiene unas cositas muy interesantes y también a segudme en redes sociales o por correo si queréis estar al día en las publicaciones. 😉 ¡nos vemos muy pronto!

Débora Ramírez HerreroAutor: Débora Ramírez Herrero Asesora de imagen y estilista. Extrovertida, trabajadora y constante, además de amante del maquillaje. Aprendiendo cosas nuevas cada día y creando mi marca como profesional. 😉

 

Si te ha gustado... ¡Comparte!Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest